martes, 13 de marzo de 2018

Tarta de queso y fresas


Hola, no es ninguna novedad que #adoro las tartas de queso pero esta es especial porque la preparé para el cumple de mi querida amiga Alexandra  y como le encantan las fresas (frutillas) aproveché para hacer esta maravillosa tarta de queso y fresas, muy fácil, sin necesidad de encender el horno y deliciosaaaaa...

En el blog pueden ver ésta, ésta y ésta entre otras tartas de queso que he preparado. Generalmente la base la hago con galletas María integrales, pero esta vez las mezclé con galletas OREO, y ha quedado buenísima.

Ingredientes para la base:

100 gr de galletas María integrales
100 gr de galletas OREO
80 gr de mantequilla derretida

Elaboración:

Separamos las galletas OREO y les quitamos el relleno. Las trituramos junto a las galletas María.
Derretimos la mantequilla en el microondas y le añadimos las galletas molidas, integrando bien.
Engrasamos con mantequilla un molde desmontable (desmoldable) de 20 cm. de diámetro y cubrimos con la mezcla, aplastando bien con el dorso de una cuchara. Llevamos al congelador durante 15 minutos.


Ingredientes para la tarta de queso y fresas:

100 gr de agua fría
6 hojas de gelatina
250 gr de queso mascarpone
350 gr de nata para montar (crema de leche)
80 gr de azúcar
100 gr de fresas (frutillas)
1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:

Ponemos el agua en un cuenco y remojamos allí las hojas de gelatina, durante 5 minutos aproximadamente.
En un bol ponemos el queso mascarpone, 250 gr de nata (100 gr los vamos a reservar para calentar), el azúcar y la esencia de vainilla y mezclamos. 
Calentamos  los 100 gr de nata que reservamos, sin dejar que hierva y le agregamos las hojas de gelatina a las que les escurrimos bien el agua. Removemos hasta que se disuelvan bien y las incorporamos a la mezcla de queso azúcar y nata. Retiramos el molde del congelador y volcamos la mezcla, con cuidado para no romper la base. 
Lavamos, quitamos el cabito y cortamos por la mitad las fresas, poniéndolas como en la imágen.


En un robot de cocina trituramos 2 fresas y con una cucharita ponemos gotas de esats fresas en el centro de la tarta de queso y hacemos unos arabescos con un palillo.


Llevamos a la nevera y dejamos que se enfríe durante 4 horas como mínimo.
Yo la preparé de un día para otro.


Cunso ponemos las mitades de fresas, tenemso que presionar un poquito para que no queden flotando.


La combinación de las galletas le ha dado un sabor delicioso.
La galletas para la base podemos triturarlas en un robot de cocina o podemos ponerlas dentro de una bolsa de plástico y golpearlas con un rodillo.
Podemos usar cualquier queso cremoso, untable que nos guste.

Pueden acompañarme en:
InstagramPinterestfacebook y Twitter y poner Me Gusta a todoooooo...

¡Hasta la próxima!
¡Sean felices!

6 comentarios :

  1. Genial presentación y seguro que deliciosa...riquísima. bs

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sergio, es una delicia...
      Besos!

      Eliminar
  2. Tiene una pinta impresionante. Yo también adoro las tartas de queso y no soy capaz de resistirme a ninguna

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cuca, es imposible que una tarta de queso no guste, son maravillosas...me gustan tanto cocidas como esta versión sin horno, de cualquier manera.
      Besos!

      Eliminar
  3. Hola, esta tarta parece que la has hecho paramí, qué rica y qué bonita. además , aunque hace frío por aquí, no encender el horno es un buen ahorro , jajajaja!! Un beso y me llevo mi trozo para el camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eli, puedes llevarte los trozos que quieras...
      Feliz semana!

      Eliminar