lunes, 4 de septiembre de 2017

Tarta de queso, limón y frutos rojos (sin horno)

Hola, una vez más les traigo una tarta de queso sin horno porque, aunque yo soy de las que enciende el horno a pesar de que haga mucho calor y sin ningún tipo de padecimiento, es verdad que no todo el mundo decide sacrificarse de esa manera con tal de disfrutar de un dulce así que la opción sin horno de esta cheesecake es la más acertada.
Esta vez la preparé para mi cumple allá por el mes de julio...es fácil, es deliciosa, queda preciosa y gusta a todo el mundo...

Adoro las tartas de queso, así que en este blog encontrarán ésta , ésta o ésta entre otras, pero cada una tiene su ingrediente estrella. Lo ideal es prepararlas de un día para otro, pero 4 o 5 horas de frío son suficientes para dejar que cuaje la gelatina y tenga buena consistencia.

Ingredientes para la base de galletas:

200 gr de galletas María integrales
150 gr de mantequilla derretida

Elaboración:

Trituramos las galletas y añadimos la mantequilla derretida. Obtenemos una mezcla parecida a la arena mojada. Engrasamos con mantequilla un molde de 22 cm de diámetro y cubrimos la base con la mezcla de galletas y mantequilla, presionando bien con los dedos o el revés de una cuchara, para que quede bien compacto. Llevamos al congelador durante 15 minutos.


Ingredientes para el relleno:

500 gr de queso cremoso (tipo Philadelphia)
150 gr de azúcar
ralladura de 1 limón
6 hojas de gelatina neutra
100 gr de agua 
200 gr de nata para montar (crema de leche)
100 gr de arándanos frescos
100 gr de frambuesas
100 gr de moras

Elaboración:

En primer lugar ponemos las hojas de gelatina a remojar en 100 gr de agua fría durante 5 minutos.
Por otro lado ponemos la nata en un cazo y calentamos a fuego suave, sin dejar que hierva. Retiramos del fuego, escurrimos las hojas de gelatina que tenenmos en remojo y las ponemos en la nata caliente, removiendo hasta que se disuelvan bien. Reservamos.
En un bol ponemos el queso con el azúcar y la ralladura de limón. Batimos bien y añadimos la nata con la gelatina hasta integrar. Incorporamos las frutas, mezclando bien y volcamos la mezcla sobre la base de galletas. dejamos enfriar en la nevera durante 4 o 5 horas.


Ingredientes para la decoración:   

25 gr de arándanos
25 gr de frambuesas
25 gr de moras
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de mermelada de arándanos

Elaboración:

Retiramos la tarta de la nevera y desmoldamos sobre un plato.
Cubrimos por encima con las 2 cucharadas de mermelada de arándanos.
Pasamos las frutas por azúcar para que queden como escarchadas y decoramos por encima.


Podemos mantenerla en la nevera hasta el momento de servir.


Las frutas vienen  en envases de 125 gr por eso he usado 100 gr de cada una para el relleno reservando 25 gr para la decoración, pero, siempre digo lo mismo, esto es a gusto del consumidor. Podemos usar sólo una variedad de fruta o podemos mezclar las frutas que más nos gusten.


Dos trocitos me comía ahora mismo, jijijijiji...

Ya saben, si les gusta lo que publico pueden seguirme en:

¡Hasta la próxima!
¡Sean felices!


10 comentarios :

  1. Uffff se me ha echo la boca agua, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciasssss, queda tan ricaaaa...
      Besos!

      Eliminar
  2. Me encanta el color que tiene Rosi, una tarta fresca deliciosa, me llevo un trozo grande para refrescar esta semana se sequía por estas latitudes..
    un abrazo para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nati, muchas gracias!
      Es una delicia y es verdad que los frutos rojos le aportan un color precioso.
      Besos!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias Paula, es para pedir dos o tres trozos, jijiji...
      Besos!

      Eliminar
  4. Cómo me gustan este tipo de tartas....seguramente mi preferida con tantos frutos rojos....Te ha quedado fantástica!! Bs

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio, muchas gracias...es muy ricaaaaaa...
      Besos!

      Eliminar
  5. Me encantan las tartas de queso ¡todas y cada una! y aunque mis favoritas son las que se preparan en el horno ¿acaso alguien se puede resistir a un trozo de la que compartes con nosotros? Además con el limón y los frutos rojos tiene que ser la mar de refrescante

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, muchas gracias...confieso que a mí me gustan mucho las que se hacen al horno porque tienen otro sabor y otra textura, pero éstas sin horno, se hacen tan rápido que es más fácil darse un capricho, jajajajaja...
      Besos!

      Eliminar