miércoles, 14 de octubre de 2015

Quiché de berenjenas y mozzarella

¡Hola!
Hoy toca receta fácil y resultona, de esas que nadie les hace un feo porque son ricas a más no poder, nutritivas sin fin y con ingredientes que tenemos en casa. El otro día la vi publicada en el blog Que no te falte un perejil (al que no hay que quitarle ojo porque Eli nos deleita a diario con recetas caseras, caserísimas) y la hice ese mismo día.  Le hice algunos cambios, pero queda buenísima igual. 

La Quiche es un tipo de tarta salada proveniente de la cocina francesa que se elabora con huevos batidos, crema, verduras y bacon o jamón con los que se rellena una masa quebrada y se cocina hasta que cuaje el huevo. (Según Wikipedia)

De todas formas, las posibilidades de relleno son infinitas y esta versión es más italiana que francesa, pero es que a mí me tira la sangre, ja, ja, ja...

Ingredientes para el relleno:

1 cucharada de aceite
1 cebolla pequeña
2 berenjenas
2 tomates
100 gr. de nata para cocinar (crema de leche)
2 huevos
100 gr. de mozzarella rallada
sal y pimienta
albahaca

Ponemos el aceite en una sartén y calentamos a fuego medio. Colocamos la cebolla troceada y dejamos que se cocine a fuego bajo. Mientras pelamos y troceamos las berenjenas, las añadimos a la cebolla y dejamos cocinar durante 5 minutos, agregamos los tomates pelados y troceados dejando que se cocinen otros 5 minutos o hasta que se elimine el jugo que suelta. (Yo opté por colar el jugo y usarlo para otra comida, qué bueno que quedó). Salpimentamos y añadimos albahaca seca. Dejamos templar. 

Ingredientes para la masa:

200 gr. de harina común
100 gr, de mantequilla fría
5 gr. de sal fina (una cucharadita)
1 huevo

Ponemos la harina con la sal en un bol y agregamos la mantequilla troceada. Mezclamos con un tenedor para no calentar la mantequilla con los dedos, hasta obtener una textura arenosa. Añadimos el huevo batido y unimos. No es necesario amasar, sólo debemos unir bien. Colocamos la masa en un molde engrasado con mantequilla y pinchamos con un tenedor. Envolvemos con papel film y llevamos a la nevera durante 30 minutos.
Precalentamos el horno a 200º .
Retiramos la masa de la nevera y cocinamos a 180º durante 15 minutos. Recuerden que cocino en un horno a gas, con calor sólo de abajo y en la rejilla central.


Ponemos en un bol los huevos y la nata, salpimentamos y colocamos allí el sofrito de verduras y la mozzarella, mezclamos bien y rellenamos la base de masa. Cocinamos en el horno a 180º durante 25 minutos o hasta que esté dorada.


Dejamos enfriar unos minutos para poder desmoldarla sin que se rompa. Lo ideal es hacerla en un molde desmoldable, si no tenemos, colocamos un plato por encima y le damos la vuelta.


De más está decir que quedó deliciosa, esa fusión de sabores tan italianos como la berenjena , el tomate, la mozzarella y la albahaca, mmmmm...


El huevo que utilicé para la masa era de tamaño grande, por lo que fui agregándolo poco a poco y lo que sobró lo añadí al relleno.

¡Hasta la próxima!
¡Sean felices! 

8 comentarios :

  1. ¡¡Ñam, ñam, que rica!! Me encantan las quiches y todos los pasteles salados, pero los que llevan berenjena son mis favoritos por goleada. La verdad es que son preparaciones muy completas y que dan mucho juego, nunca faltan en mi tupper como plato único :)
    Un beso Rosi.
    PD: Tienes razón, Eli es genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Debora, muchas gracias!
      Somos dos, porque a mí también me gustan mucho los pasteles salados, dan mucho juego como tú dices y puedes hacerlos con lo que tengas por casa. Además adoro las berenjenas y esta quiché está de muerte.
      Besos y feliz jueves!

      Eliminar
  2. Qué alegría, venir a ver tu receta y veo que me nombras!! No sabes lo contenta que estoy, para mí es todo un honor que hagas una receta mía, encima tú la has mejorado con esta masa hecha por ti, tan rica y casera.
    Mil gracias cariño y con tu permiso la comparto en mi blog en el apartado de Recetas Versionadas por
    Vosotros , en cuanto tenga un momento. Así da gusto ir a dormir, me has hecho un estupendo y delicioso regalo!!! Mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eli, muchas gracias a tí por publicar la receta. Y ya he visto que las has compartido, gracias también por eso.
      Siempre nombro la fuente de donde tomo prestada la idea de las recetas porque ya está todo inventado, pero me parece honesto hacerlo, aunque alguna vez se me escapa el dato por trastear aquí o allí, ja, ja, ja...
      Besos y feliz jueves!

      Eliminar
  3. Elisa y yo nos vamos copiando recetas mutuamente. Su quiche y la tuya una gozada. Me gusta mucho la berenjena y la quiche, ni te digo. Espectacular. Besos y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa, es una delicia!
      Besos!

      Eliminar
  4. Hola, Rosi.
    Soy Silvia, te escribo desde Córdoba, Argentina. Hace un par de semanas que comencé a leer tu blog a partir de un comentario de Marisa (Thermofan) en FB, si no recuerdo mal. Estoy encantada con tus recetas y tu forma de contar las cosas.
    Esta tarta de berenjenas me ha dejado tentada. A pesar de que la berenjena me gusta, de alguna manera es como que solo puedo imaginarla en ciertas preparaciones: a la vinagreta, en milanesas, a la parmigiana. Y Ahora que vos proponés esta tarta y luego tu reflexión final acerca de cómo se amalgaman los sabores tan típicamente italianos creo que bien podría incluirla en mi lista. Por lo pronto, apunto la berenjena para la feria del viernes y ni bien la haga te cuento que tal resultó. Un gusto saludarte !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, bienvenida!!!!
      Qué alegría que te guste el blog.
      Es increíble la versatilidad de la berenjena y es verdad que en Argentina la usamos como tu dices en esa versiones y poco más, ja, ja, ja...pero esta quiche no deja indiferente a nadie.
      Ya me contarás cómo te ha salido.
      Un abrazo!

      Eliminar