martes, 31 de mayo de 2016

Tarta de limón, dulce de leche y chocolate

Hola, hoy les traigo esta tarta deliciosa que preparé para el cumple de mi hijo, que adora las tartas sencillas, pero siempre deben ser de vainilla o limón, con dulce de leche, merengue y chocolate. Es la tarta número 28 que hago para él y adoro escucharlo cuando come un trozo: mmmmm, ohhhh, qué buenaaaaaa, puaaaaaaa...son los sonidos que salen de su boca y yo levito de felicidad, ja, ja, ja...


Ingredientes para 1 bizcocho:

200 gr. de azúcar
130 gr. de mantequilla
1 huevo
cáscara rallada de 1 limón
230 gr. de harina común
1 cucharadita de levadura química (polvo de hornear)
1 pizca de sal
125 gr. de leche 

Engrasamos con mantequilla y enharinamos un molde de 22 cm. de diámetro. Reservamos.
Precalentamos el horno a 200º (fuego fuerte).
Tamizamos la harina, la levadura y la sal. Reservamos.
Colocamos en un bol el azúcar y la mantequilla y batimos hasta que se forme una crema. Añadimos la ralladura de limón y el huevo e integramos bien. Agregamos la harina tamizada y la leche incorporando poco a poco. Volcamos la mezcla en el molde y cocinamos en horno a 180º durante 30 minutos aproximadamente o hasta que comprobemos que esté cocida pinchando con un palillo y si éste sale limpio ya está hecho.


Retiramos del horno y dejamos enfriar 5 minutos en el molde, luego desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar totalmente. 

Para montar la tarta necesitamos:

2 bizcochos de limón
350 gr. de dulce de leche
ganache de chocolate hecho con 400 gr. de chocolate y 400 gr. de nata
merengues

Preparamos el ganache como aquí y lo dejamos reposar unas 6 horas.
Cortamos los bizcochos por la mitad y ponemos una mitad sobre un plato, colocamos ganache en el borde del mismo y rellenamos con dulce de leche. Esparcimos merengue troceado y cubrimos con otra mitad de bizcocho. Repetimos la operación hasta terminar con la última capa de bizcocho. Cubrimos con ganache y decoramos con merengue.


Como las capas de bizcocho son finas no es necesario humedecerlas con almíbar, pero eso es a gusto del consumidor.
Para los bizcochos siempre debemos usar los ingredientes a temperatura ambiente (huevos, leche, mantequilla).
Suelo preparar los bizcochos uno o dos días antes y una vez fríos los envuelvo en papel film y los guardo en la nevera, porque así se pueden cortar sin que se desmiguen.


De más está decir que no quedaron ni las migas, ja, ja, ja...


¡Hasta la próxima!
¡Sean felices!


2 comentarios :

  1. Ay, que no me resistiría a probar, qué delicia, qué corte, se me cae la baba, jajaj! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, tenemos que juntarnos a tomar un cafelito y yo te llevo una tarta como esta, es ri-quí-si-maaaaa...
      Besotes!

      Eliminar